<p>Vive la Experiencia Hotel Arts Barcelona</p>
<p <p>Vive la Experiencia Hotel Arts Barcelona</p>
<p

Vive la Experiencia Hotel Arts Barcelona

…El conductor deja a Emma y Alex a los pies del hotel, en un paso privado para clientes, y se escucha el sonido de una cascada de agua que cae frente a ellos. En la puerta, un botones espera para abrirles la puerta del coche, darles los buenos días con una sonrisa y recoger su equipaje.

Vive la Experiencia Hotel Arts Barcelona

… El lobby recuerda a una acogedora sala de e

… El lobby recuerda a una acogedora sala de estar; con sofás, mesas de centro de madera maciza y grandes jarrones con composiciones de flores frescas. La luz natural de media mañana se cuela por ventanales muy altos que dan a la terraza. Hay un huésped leyendo el periódico en una butaca, una pareja en un sofá poniéndole la chaqueta a un niño pequeño y un grupo de amigos saliendo a la terraza, seguidos por un camarero con una bandeja con tazas humeantes. Alex decide en ese momento hará lo mismo en cuanto deje el equipaje.

Se acerca Marie, una risueña conserje del hotel. – Buenos días y bienvenidos a Hotel Arts –.

… El lobby recuerda a una acogedora sala de e
<p>… Una luz blanca les ciega la vista al entrar <p>… Una luz blanca les ciega la vista al entrar

… Una luz blanca les ciega la vista al entrar en la habitación. A medida que el flash se desvanece, el mar Mediterráneo se va dibujando detrás del ventanal. Parece que sopla una ligera brisa, porque de no ser por un oleaje mínimo, el azul del agua se confundiría en el horizonte con el del cielo. Emma deja su bolsa y se queda un rato contemplando la vista, no tiene ninguna prisa.

… Emma y Alex han tenido que levantarse pront

… Emma y Alex han tenido que levantarse pronto y a media mañana empiezan a tener apetito, así que bajan al restaurante Bites a picar algo. Es demasiado tarde para desayunar y muy temprano para almorzar. Sin embargo Emma se decide por una ensalada fresca de brotes tiernos con langostinos y un tartar con aguacate marinado. –El café nos lo tomaremos en la piscina, por favor-, le dice Alex a la chica que se ha acercado a tomarles nota.

… La brisa marina invita a pasar la tarde tomando el sol en la terraza de la piscina, pero después de un día tan intenso les apetece más subir a conocer 43 The Spa. Prueban la piscina de hidroterapia, la sauna seca, el baño de vapor… Pero hoy, lo hacen viendo el sol ponerse sobre el Mediterráneo desde la planta 43.

… La brisa marina invita a pasar la tarde tom
<p>… Después de tomar un Green Rascal en P41 Ba <p>… Después de tomar un Green Rascal en P41 Ba

… Después de tomar un Green Rascal en P41 Bar & Coctelarium, Emma y Alex han reservado mesa en Enoteca Paco Pérez, uno de los restaurantes del hotel, que tiene dos estrellas Michelin. Una vez allí, se dejan aconsejar por el maître – Les recomiendo encarecidamente que se animen a probar nuestro menú especial dedicado a la trufa blanca- les dice.

Suave e intenso a la vez, el delicado aroma de la trufa se funde con las texturas crujientes, cremosas, esponjosas… de cada plato que les sirven.

<p>…El jet-lag les está está pasando factura, <p>…El jet-lag les está está pasando factura,

…El jet-lag les está está pasando factura, así que Alex sube muy pronto a la habitación. Se desliza dentro de la cama y, poco a poco, va dejando que su cuerpo se hunda entre las blancas sábanas. Está a punto de rendirse al mundo de los sueños, pero no sin antes decidir con cuál de las almohadas le apetece dormir hoy.

-Esperamos que hayan disfrutado de la experiencia- les dice Marie mientras hace un gesto para que bajen el equipaje a Emma y Alex. Sin duda fue un acierto elegir Hotel Arts, Barcelona no habría sido la misma.

Reservar ahora